Cancelación de clases causa problemas

Cancelaci%C3%B3n+de+clases+causa+problemas

Eriana Ruiz

Aaron Romero, Copy Editor

Durante el verano, la administración de Dallas College aumentó el número mínimo de inscripciones para muchas clases. Este cambio ha creado problemas para la facultad adjunta y ha sido perjudicial para varios profesores, especialmente aquellos dentro del programa de inglés para Hablantes de Otros Idiomas, ESOL por sus siglas en inglés. Este es solo uno de los problemas que ha enfrentado el programa de ESOL este semestre.

La inscripción mínima es el número mínimo de estudiantes que se requiere para que una sección de la clase se lleve a cabo en un semestre. Si la inscripción mínima no se cumple en una fecha determinada antes del comienzo del semestre la clase se cancela.

Jamileh Stroman, profesora de inglés para hablantes de otros idiomas en Brookhaven Campus, dijo que hasta el semestre de primavera de 2020, tenía 15 estudiantes inscritos como máximo en una sección, pero ese número ahora se ha convertido en el mínimo requerido para que sus clases continúen. 

“Tengo 10 clases diferentes que se juntaron para hacer cinco clases por las que me pagan,” dijo Stroman. “Estoy dando una clase gratis porque no puedo juntar esas dos clases.”

Y combinar clases no siempre significa simplemente combinar varias secciones de estudiantes que toman el mismo curso en una sección más grande. “Me dieron una clase de lectura [ESOL 0041] y lectura [ESOL 0042], lo cual no funciona en lo absoluto,”dijo Stroman.

Stroman dijo que ESOL 0041 es una clase de lectura para principiantes donde los estudiantes aprenden vocabulario básico usado en la vida diaria, mientras que los estudiantes de ESOL 0042 aprenden vocabulario para cursos universitarios.

“No sería justo para los 041 [estudiantes] porque no podrían hacer el trabajo de 042, y no sería justo para los 042 [estudiantes] porque no necesitan 041 de nuevo,”dijo Stroman.

Brian McClung, profesor de ESOL e italiano en Brookhaven, dijo que también perdió clases debido a la baja inscripción. Aunque originalmente estaba programado para enseñar seis secciones, tres de escritura y tres de gramática, solo está enseñando una de cada una. Dijo que la situación podría haberse manejado mejor y que aumentar el número mínimo de estudiantes solo empeoraba las cosas. También dijo que debido a la baja inscripción se llevaron a cabo muy pocas clases de ESOL en el verano.

En un correo electrónico a The Courier, McClung explicó el razonamiento de la administración. “Dijeron que estaban haciendo esto porque necesitaban ‘manejar un barco estrecho’ [tener mucho cuidado con el dinero] durante la pandemia,” dijo McClung.

Según The Chronicle of Higher Education, la educación superior ha perdido alrededor de una décima parte de los trabajadores que tenía antes de la pandemia, y algunos programas y títulos podrían desaparecer para siempre, incluso después de la distribución de una vacuna para COVID-19.

McClung dijo que no ha tenido problemas para pasar a clases en línea porque ha estado enseñando italiano en línea durante muchos años, pero que con ESOL es una historia diferente. Dijo que el libro de texto que están usando no tiene buenos recursos en línea. “Algunos estudiantes de ESOL realmente no tienen buenas habilidades informáticas,”dijo Mclung.

ADJUNTOS

Los profesores adjuntos lo han pasado peor. El programa de ESOL en Brookhaven no tiene actualmente ningún profesorado adjunto debido a la pequeña cantidad de clases disponibles, dijo McClung.

Según el informe 2019-2020 de la Asociación Estadounidense de Profesores Universitarios, los profesores a medio tiempo constituían el 52% del profesorado en las instituciones del país. Pero, según The Boston Globe, la pandemia ha provocado que miles de colaboradores en todo el país vean afectadas sus carreras.

Sam Govea, decano ejecutivo de la Facultad de Derecho y Servicio Público de Brookhaven, dijo que trabaja con alrededor de 100 adjuntos distribuidos en todas las disciplinas. La mayoría de ellos enseñan historia, psicología y gobierno, que son los cursos con mayor matrícula.

“Es posible que los adjuntos no hayan recibido tantas clases este semestre como normalmente tendrían,”dijo Govea. Dijo que atribuye esto a que los maestros de tiempo completo no se limitan a marcos de tiempo, o períodos de clase que les impiden enseñar más horas. “Como resultado, más de nuestros empleados de tiempo completo pueden dar clases adicionales, lo cual es genial, porque siempre han querido dar clases adicionales. Pero eso significa que nuestros instructores de medio tiempo no reciben tantas clases porque los de tiempo completo las reciben” el dijo.

Sin embargo, Govea dijo que este semestre su facultad tuvo más inscripciones totales que nunca, y varias de sus clases alcanzaron su límite de 37 estudiantes. Govea dijo que existe la idea entre los estudiantes de que la educación en línea es más fácil. “Así que creo que, para algunas personas, cuando se tomó la decisión de que esto se pusiera en línea, pensaron, ‘Oh, pruebas a libro abierto. Wow. Bien, puedo hacer eso,’”,eldijo.

RETOS ESPECIALES PARA ESOL

Junto con la pandemia, el programa de ESOL ha enfrentado desafíos especiales. Las pautas establecidas por el Programa de Estudiantes y Visitantes de Intercambio en Julio, plantearon dudas sobre si los estudiantes internacionales podían permanecer en los EE.UU., Lo que afectó profundamente el programa de ESOL. Stroman dijo que algunos de sus estudiantes en el semestre de otoño se encontraban físicamente en otros países. “Ni siquiera están aquí en los EE.UU., por lo que ha sido perjudicial para las inscripciones en nuestro programa,”

Esto se suma a los desafíos más amplios que la enseñanza en línea representa para muchos profesores, como Stroman, quien ha enseñado en persona durante muchos años. Stroman dijo que programa largas sesiones con el personal de entrenamiento e instrucción de Brookhaven para ser más eficaz en línea.

“No soy una persona de tecnología,” dijo. “Y realmente no tenía las habilidades para eso, pero estoy trabajando muy duro para conseguirlas”.

Stroman dijo que está tratando de reinventarse frente a la situación actual. Dijo que ha estado estudiando para enseñar español desde este verano. “Si las clases de ESOL continúan siendo canceladas y organizadas de una manera que no es buena para los estudiantes. … Me estoy preparando para enseñar algo más”.